Congregación de las Hermanas de la Caridad de Jesús

Historia

Congregación de las Hermanas de la Caridad de Jesús

Historia

El 8 de febrero de 1926, 9 misioneros salesianos, dirigidos por don Vincenzo Cimatti, llegaron a Japón después de 40 días de viaje en barco. En condiciones de extrema pobreza antes de la guerra, con la dificultad del idioma y una cultura y un clima diferentes, comenzaron, con alegría y entusiasmo para la salvación de las almas, la actividad misionera en Miyazaki.

En 1929, don Antonio Cavoli, párroco de la iglesia de Miyazaki, reunió a un grupo de jóvenes mujeres y comenzó la actividad de visitar a pobres y enfermos. La actividad se desarrollaba en la Sociedad de San Vincenzo y se abrió un asilo para los más pobres, personas abandonadas y enfermas. Antes de la Primera Guerra Mundial en Japón, estaba en boga el nacionalismo, la campaña de extradición de extranjeros, para ello era imposible recibir ofertas de Italia. Dado que el deseo de don Cimatti fue continuar la gestión del Asilo, propuso a don Cavoli la fundación de una Congregación femenina. Don Cavoli aceptó la propuesta y el 15 de agosto de 1937 se fundó la Congregación de las Hermanas de la Caridad de Japón.

08/02/1926

Llegada de los 9 misioneros.

18/12/1932

Institución del Asilo en Miyazaki.

15/08/1937

Fundación de la Congregación de las Hermanas de la Caridad de Japón.

31/01/1939

Las 2 primeras profesiones de la Congregación.

31/03/1949

Aprobación de las Constituciones de la Congregación por parte de la Congregación de Propaganda Fide y cambio de nombre de Hermanas de la Caridad de Miyazaki

19/10/1956

La primera expedición misionera en Corea.

03/12/1964

La primera expedición misionera en América Latina.

06/10/1965

Fallecimiento del cofundador don Vincenzo Cimatti.

22/11/1972

Fallecimiento del fundador don Antonio Cavoli.

31/01/1986

Unión a la Familia Salesiana.

01/01/1998

Aprobación de la Congregación en Instituto Pontificio.

01/03/2008

Traspaso de la Casa Generalicia de Tokio a Roma.

04/11/2009

Cambio de denominación de [Congregación de las Hermanas de la Caridad de Miyazaki] a [Congregación de las Hermanas de la Caridad de Jesús].

Founder

Fundador - D. Antonio Cavoli

Don Cavoli nació en Rimini (Italia) el 4 de agosto de 1888, en la localidad de San Giovanni in Marignano. Fue enviado a Japón en 1926 en una expedición de 9 misioneros salesianos dirigida por don Cimatti. Fue sacerdote de la diócesis de Rimini y, después de la experiencia de capellán militar de la Primera Guerra Mundial, entró a formar parte de los salesianos con el deseo de partir en misión.

Se convirtió en párroco de la iglesia de Miyazaki, reunió a jóvenes mujeres y organizó actividades de visitas a pobres, enfermos y ancianos abandonados. En 1932, construyó un asilo como obra social.

Después de la Segunda Guerra Mundial y el influjo militar, el Superior don Vincenzo Cimatti, valorando como necesario continuar la obra del asilo, propuso a don Antonio Cavoli fundar una Congregación femenina japonesa. Don Antonio Cavoli aceptó la propuesta y el 15 de agosto de 1937 fundó la Congregación japonesa, tomando como fundamento el grupo de las [hijas de la Caridad], que trabajaban en el asilo. (Posteriormente se cambió el nombre a Congregación de las Hermanas de la Caridad de Miyazaki y, después, a Congregación de las Hermanas de la Caridad de Jesús).
Después, don Cavoli se dedicó a la formación de las hermanas y al desarrollo de la Congregación. Falleció en Tokio el 22 de noviembre de 1972.

Founder

Cofundador Venerable - D. Vincenzo Cimatti

Nació en Faenza (Italia) en 1879. Con 2 años, conoció a don Bosco, quien estaba de visita en Faenza. Creció en el seno de los salesianos y cultivó su vocación, desempeñando su primera profesión en 1896. Después, asistió a la Universidad de Parma, convirtiéndose en maestro de música y obtuvo su diploma en ciencias naturales y filosofía en la Universidad de Turín.

En 1905, fue ordenado sacerdote y, durante 20 años, enseñó a los estudiantes de Turín Valsalice, donde demostró sus habilidades musicales no comunes en la época. En 1926, el Rector Superior de los Salesianos, don Filippo Rinaldi, hizo realidad su deseo, tantas veces expresado, de partir en misión y lo envió a Japón, al mando de una expedición de un grupo de misioneros. Durante 40 años, se dedicó al trabajo pastoral y de evangelización, transmitiendo el carisma de don Bosco en Japón.

Guió a don Cavoli en la fundación de nuestra Congregación y, a pesar de la falta de medios económicos y varias dificultades, con paciencia, siempre ha mostrado una gran bondad de padre. Don Cimatti, como Superior, siempre ha apoyado sus actividades y, por sus virtudes, fue proclamado [venerable] por la Iglesia.

Oración por la intercesión de la Beatificación